Síguenos:

ECONOMÍA Y POLÍTICA

AUDIO DEL DÍA

SOCIEDAD Y CULTURA
DEPORTES




El ocaso de un payaso.

Payasito “Tolín” así conocen a Germán Orozco de 68 años. A su edad las cataratas van ganando terreno y su pérdida de la audición es más notoria, sobre todo cuando responde algo que no has preguntado, él se esfuerza tanto como cualquier artista que ama su arte, no pierde la esperanza y lucha por seguir haciendo reír y así no acabar dando pena.

El oficio de brindar alegría y arrancar una sonrisa de la gente lo aprendió un poco tarde,  una vida que le ha dado satisfacciones, le ha permitido salir adelante y conocer  varios lugares, dentro y fuera del país. “Ser payaso no es fácil, se necesita gracia y valor, algo que yo aún no he perdido”. Fotos y texto: César Muñoz